LA HEROINA QUE ESTÁ DISPUESTA A LUCHAR POR EL CINE QUE LE GUSTA CAIGA QUIÉN CAIGA

jueves, 17 de septiembre de 2015

Pacific Rim 2 paralizada a causa de los problemas entre Universal y Legendary

Parece que cuando Legendary Pictures trasladó la producción de Kong: Skull Island a Warner Bros., permitiendo que se pueda hacer un crossover entre el gran simio y Godzilla, solo era la punta del iceberg. Por lo visto, el matrimonio entre Universal Pictures y Legendary Pictures está atravesando su primera crisis en el poco tiempo que llevan juntos. La noticia de que la secuela de Pacific Rim (Guillermo del Toro, 2013) ha sido paralizada para desgracia del director mexicano, que ya había dejado aparcada Justice League Dark para centrarse en esta secuela.



Los problemas entre ambos estudios vienen derivados de, especialmente, tres factores. Uno es el tipo de acuerdo que tienen los dos estudios, en el que se hacen películas producidas por ambos por un lado y películas producidas por Legendary y distribuidas por Universal por el otro. Y, por lo visto, las películas pertenecientes a este segundo grupo suelen ser fracasos como El Séptimo Hijo, de Sergei Bodrov, o Blackhat, de Michael Mann, mientras que en el primer grupo tenemos exitazos como Jurassic World, de Colin Trevorrow, que es ya la tercera película más taquillera de la historia.


Otro factor es el hecho de que, cuando se hizo el acuerdo, Universal Pictures estaba en una situación bastante precaria a causa de fracasos como R.I.P.D. Departamento de Policía Mortal (Robert Schwentke, 2013) o 47 Ronin (Carl Rinsch, 2014), y esto le permitió a Legendary y su presidente, Thomas Tull -quién tiene fama de arrogante -tener bastante peso en esta sociedad. Sin embargo, la cosa ha cambiado mucho este 2015, ya que, a los fracasos antes nombrados de Legendary, tenemos que unir los éxitos de 50 Sombras de Grey, Fast & Furious 7 y la ya nombrada Jurassic World, que le han permitido a Universal sacar pecho frente a su socio.


Aunque, el principal factor parece haber sido la llegada de Donna Langley a la presidencia de Universal Pictures. Langley -a la que se considera principal responsable de los éxitos del estudio este año -reemplazó al anterior presidente, Adam Fogelson, quién había favorecido a Steve Burke, director ejecutivo de NBC Universal y principal responsable del acuerdo con Legendary. Langley nunca ha estado muy conforme con este acuerdo y, con ella al frente, la influencia de Legendary dentro de las producciones con la Universal se ha visto muy reducida. No obstante, a pesar de todo esto, no parece que ambos estudios vayan a romper su relación; al menos, de momento.