LA HEROINA QUE ESTÁ DISPUESTA A LUCHAR POR EL CINE QUE LE GUSTA CAIGA QUIÉN CAIGA

lunes, 9 de febrero de 2015

Los Wachowski derrotados por Bob Esponja

Los hermanos Wachowski no terminan de reconciliarse con la taquilla. Después de Speed Racer (2008) y El Atlas de las Nubes (2012), parece que ahora van a añadir Jupiter Ascending a su lista de grandes fracasos. La película, que se estrenó este viernes, tan solo ha recaudado 19 millones de dólares en la taquilla estadounidense, conformándose con el tercer puesto de la taquilla. A esto hay que unir 32 millones más recaudados en el resto del mundo, con lo que su recaudación global asciende a 51 millones de dólares, unos datos no muy buenos para una película que ha costado 176 millones de dólares.



La otra cara de la moneda es Bob Esponja: Un héroe fuera del Agua, la nueva incursión cinematográfica del famoso personaje televisivo, la cual, con 74 millones de presupuesto, ha recaudado 56 millones en EEUU y 26 millones a nivel mundial, por lo que su recaudación global asciende a 82 millones de dólares. La película se hace con el primer puesto en la taquilla estadounidense, desbancando a American Sniper, la exitosa -y polémica -nueva película de Clint Eastwood, que, tras tres semanas liderando, baja al segundo puesto con 282 millones recaudados en territorio estadounidense a los que hay que unir 79 millones más recaudados en el resto del mundo, haciendo un total de 361 millones de dólares; todo un éxito para una película que ha costado 59 millones de dólares.


Volviendo a Jupiter Ascending, no sé si el fracaso es merecido o no, ya que todavía no he podido verla. Yo recuerdo que hace meses perdí completamente el interés en esta película porque los tráilers e imágenes que veía de ella, con ese aspecto de película de fantasía ñoña, me echaba para atrás. Pero, tras ver su nuevo aspecto después del remontaje de efectos especiales que hicieron los Wachowski -por el que el estreno de la película, previsto para el pasado verano, se retrasó varios meses -, mi interés volvió a crecer con fuerza. Aún sigo teniendo ganas de ver la película y, cuando la vea, ya diré si este fracaso ha sido merecido o no.