LA HEROINA QUE ESTÁ DISPUESTA A LUCHAR POR EL CINE QUE LE GUSTA CAIGA QUIÉN CAIGA

viernes, 10 de julio de 2015

Ha muerto Omar Sharif

El actor egipcio Omar Sharif ha fallecido hoy de un infarto al corazón en un hospital del barrio de Helwan, en El Cairo (Egipto), donde llevaba meses ingresado a causa del Alzheimer. Su agente, Steve Kenis , ha sido el encargado de comunicarlo a los medios. Sharif estudió arte dramático en Londres y debutó en el cine con la película egipcia Shaytan al-Sahra (Youssef Chahine, 1954). Es principalmente recordado por dos grandes películas, Lawrence de Arabia (1962) y Doctor Zhivago (1965), ambas de David Lean, que le valieron dos Globos de Oro y una nominación al oscar. No obstante, su carrera no se queda ahí.


En su inmensa filmografía destacan títulos como La Castellana del Líbano (Richard Pottier, 1956), El Día del Amor (Jacques Baratier, 1958), La Caída del Imperio Romano (Anthony Mann, 1964), Y llegó el Día de la Vergüenza (Fred Zinnemann, 1964), El Rolls-Royce Amarillo (Anthony Asquith, 1964), Genghis Khan (Henry Levin, 1965), Las Flores del Diablo (Terence Young, 1966), La Noche de los Generales (Anatole Litvak, 1966), Funny Girl (William Wyler, 1968), Che! (Richard Fleischer, 1969), El Último Valle (James Clavell, 1970), El Derecho de Amar (Eric Le Hung, 1972), La Semilla de Tamarindo (Blake Edwards, 1974), Funny Lady (Herbert Ross, 1975), Lazos de Sangre (Terence Young, 1979), Un Detective muy Especial (Joe Camp, 1980), Hielo Verde (Ernest Day, 1981), Top Secret! (Jim Abrahams, Jerry Zucker y David Zucker, 1984), Los Poseídos (Andrzej Wajda, 1988), El Ladrón del Arco Iris (Alejandro Jodorowsky, 1990), Las Montañas de la Luna (Bob Rafelson, 1990), Mayrig (Henri Verneuil, 1991), El Guerrero Nº 13 (John McTiernan, 1999), Océanos de Fuego (Joe Johnston, 2004) o 10.000 (Roland Emmerich, 2008).


De nuevo, el séptimo arte ha sufrido una gran pérdida. De nuevo, queda un hueco que va a ser difícil de volver a llenar. Aquí os dejo estas dos grandes escenas de Lawrence de Arabia como tributo:






DESCANSE EN PAZ