LA HEROINA QUE ESTÁ DISPUESTA A LUCHAR POR EL CINE QUE LE GUSTA CAIGA QUIÉN CAIGA

jueves, 11 de junio de 2015

Ha muerto Christopher Lee

Gran pérdida la que hemos sufrido hoy. Bueno, en realidad falleció el pasado domingo, pero su esposa, Birgit Kroencke, decidió no hacer público el fallecimiento hasta no haber avisado a sus familiares y amigos más cercanos. El caso es que el actor y músico -tuvo su propia banda de metal sinfónico -Christopher Lee ha fallecido después de que hace tres semanas fuese ingresado en el hospital de Westminster, en Chelsea (Londres), a causa de problemas respiratorios e insuficiencia cardíaca. Tenía 93 años, pero aún seguía activo; de hecho, algunas de sus últimas películas todavía no se han estrenado.



Con más de 250 películas en su extensa carrera desde que debutara en el cine con La Extraña Cita (Terence Young, 1948), Lee es todo un nombre propio dentro del cine y es imperdonable que algún amante del terror o lo fantástico le conozca. En su inmensa filmografía ha interpretado a varios de los personajes más emblemáticos, siendo Drácula, al que interpretó en las películas de la Hammer -y en un film de Jesús Franco, El Conde Drácula (1970) -, el más emblemático de todos. Otros personajes emblemáticos que ha interpretado son el monstruo de Frankenstein, la Momia, Fu Manchú, Francisco Scaramanga y, más recientemente, Saruman de El Señor de los Anillos y el Conde Dooku de Star Wars.


Entre las muchas películas que hizo destacan títulos como La Maldición de Frankenstein (1957), Drácula (1958), El perro de Baskervilles (1959), La Momia (1959) -todas dirigidas por el gran Terence Fisher -, El Sabor del Miedo (Seth Holt, 1961), La Diosa de Fuego (Robert Day, 1965), Diez Negritos (George Pollock, 1965), Drácula, Principe de las Tinieblas (Terence Fisher, 1966), Las Novias de Fu Manchú (Don Sharp, 1966), La Novia del Diablo (Terence Fisher, 1968), La Isla de la Muerte (Jesún Franco, 1970), La Vida Privada de Sherlock Holmes (Billy Wilder, 1970), Pánico en el Transiberiano (Eugenio Martín, 1972), El Hombre de Mimbre (Robin Hardy, 1973), Los Tres Mosqueteros (Richard Lester, 1973), El Hombre de la Pistola de Oro (Guy Hamilton, 1974), 1941 (Steven Spielberg, 1979), La Salamandra Roja (Peter Zinner, 1981), Aullidos 2: Stirba, la Mujer Lobo (Philippe Mora, 1985), Gremlins 2: La Nueva Generación (Joe Dante, 1990), Sleepy Hollow (Tim Burton, 1999) y las películas de las sagas de El Señor de los Anillos, El Hobbit y Star Wars.


El séptimo arte ha sufrido una terrible pérdida. Se nos ha ido uno de los más grandes, alguien que ha dejado un hueco enorme que será imposible de rellenar. El cine de terror y fantástico, y el cine en general, no va a ser lo mismo sin esta persona, que es ya toda una leyenda; aunque ya lo era antes de morir. Difícil escoger una escena memorable de tantas como tiene; pero, como es una escena memorable que no nos dejaron ver en el cine, aquí os dejo como tributo su única escena en El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey (Peter Jackson, 2003):







DESCANSE EN PAZ