LA HEROINA QUE ESTÁ DISPUESTA A LUCHAR POR EL CINE QUE LE GUSTA CAIGA QUIÉN CAIGA

viernes, 19 de febrero de 2016

Controversias: ¿será Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia un fracaso?

En los últimos días han empezado a circular rumores que afirman que en Warner Bros. están muy preocupados por el rendimiento económico de la película que juntará a Superman y a Batman en el cine. Según dicen -porque todo esto son rumores, no hay nada confirmado -, las reacciones de la gente que ha visto la película en los pases de prueba no han sido tan entusiastas como se esperaba y esto les hace creer que, tal vez, la película no consiga el éxito esperado -que son llegar a los 1.000 millones a nivel mundial.


Además, para empeorar las cosas, la Universidad de Iowa -que, supongo, no tenían nada mejor que hacer -, se ha metido en este asunto y ha acrecentado más la polémica con un algoritmo, trazado por Kang Zhao, su profesor de administrativas, que afirma que la película solo rendirá un 32% de los esperado. Todo esto estaría llevando al estudio -haciendo gala de esa cobardía que en el pasado le llevó a cancelar proyectos como la Liga de la Justicia de George Miller o la Wonder Woman de Joss Whedon -a replantearse el universo cinematográfico de DC Entertainment.

Naturalmente, esto no afectaría a Escuadrón Suicida, de David Ayer, que ya está casi terminada, ni tampoco a Wonder Woman, de Patty Jenkins, que ya está en plena producción. Pero si afectaría a las películas siguientes; especialmente a la primera de las dos partes que formarán Justice League, que dirigirá Zack Snyder y está prevista para 2017, la cual podría verse desplazada por la anunciada película en solitario de Batman, la cual Ben Affleck protagonizará, dirigirá y co-escribirá el guión junto a Geoff Johns. Todo esto, recuerdo, son rumores. Aunque algunos ya ponen como ejemplo Man of Steel (Zack Snyder, 2013), la cual no fue un éxito, pero no fue un taquillazo enorme con 668 millones de dólares recaudados en todo el mundo con un presupuesto de 225 millones.

Bueno, pues aquí va mi opinión.

Vamos a ver. La película va a juntar en la pantalla grande a Batman y a Superman y eso ya es un aliciente; por no hablar que los fans de los cómics llevan años esperando algo así. Muy mal tendría que hacerlo Zack Snyder para la que la película no arrase en taquilla. Si Los Vengadores (Joss Whedon, 2012) se convirtió en la tercera película de la historia del cine, imaginaos una película que juntará a los que quizá son los personajes de cómic más icónicos del planeta.


Y, ya que he mencionado a Los Vengadores, recuerdo a los que ponen los resultados de Man of Steel como ejemplo que, antes de la película de Joss Whedon, solo las películas de Iron Man tuvieron éxito, las demás películas de Marvel Studios no obtenían el éxito esperado a pesar de contar con superhéroes tan famosos como Hulk, Thor y el Capitán América; de no haber estado en producción cuando estas películas se estrenaron, dudo mucho que Los Vengadores hubiera visto la luz. Sin embargo, ya sabéis lo que pasó.

En cuanto a lo del algoritmo. Pues, bueno, la ciencia tiene derecho a dar su opinión. Sin embargo, yo todavía recuerdo cuando, meses antes de que se estrenara El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (2001) varios expertos en marketing predijeron que la trilogía de Peter Jackson iba a ser uno de los mayores fracasos de la historia; predicciones que, entre otras cosas, causaron -supuestamente, eso si -el despido de Michael De Luca -principal valedor de Jackson -como presidente de New Line Cinema. Pues bien, 15 años después, ya todo el mundo sabe a quién le ha dado el tiempo la razón.

Hay casos en los que han acertado, si, y puede que aquí acierten, no lo descarto. Ya se verá cuando la película llegue a los cines quién tiene razón y quién no. Sin embargo, este tipo de rumores y polémicas no me gustan nada porque pueden ser bastante dañinos para películas y franquicias. Warner debe haber invertido una cantidad de dinero enorme en esta película, por lo que ya está bastante asustada sin necesidad de rumores como estos y podría darle por querer hacer cambios de última hora que podrían echar a perder la película; como ocurrió con Terminator Salvation (McG, 2009).


En fin, que la gente se deje de predicciones y teorías porque nunca se sabe lo que va a pasar y, al final, las cosas no suelen resultar como uno se espera. Que se lo digan a los estudios que en su día rechazaron Star Wars. Lo único que se consigue con cosas como esta es que los estudios de Hollywood, que ya se arriesgan poco, se arriesguen cada vez menos.