LA HEROINA QUE ESTÁ DISPUESTA A LUCHAR POR EL CINE QUE LE GUSTA CAIGA QUIÉN CAIGA

lunes, 24 de agosto de 2015

Cuatro Fantásticos continúa en caída libre en un fin de semana bastante flojo

El reboot de Los 4 Fantásticos continúa confirmando a cada semana que pasa su condición de fracaso. Con 3´6 millones de dólares recaudados este fin de semana, la película de Josh Trank se desploma hasta el 10º puesto, bajando directamente del 4º que ocupaba la semana pasada y despidiéndose de la lista de las diez primeras, donde solo ha aguantado tres semanas. A día de hoy, el film solo lleva recaudados 50 millones de dólares en la taquilla estadounidense.


En la taquilla internacional las cosas le van algo mejor, con 80 millones de dólares recaudados en el resto del mundo que hacen que su recaudación global ascienda a 130 millones de dólares, con los que superan así su presupuesto de 120 millones. Sin embargo, no hay que olvidar que no solo tienen que recuperar los gastos de producción, también hay muchos otros gastos, como los de publicidad, que tienen que recuperar también. Escuché por ahí la película necesitaría, al menos, llegar a los 300 millones de dólares para ser rentable, cifra a la que dudo mucho que llegue; además, si al igual que Sony con Spiderman la Fox tampoco puede explotar la franquicia con el merchandising, apaga y vámonos.


Todo esto ha ocurrido en un fin de semana bastante decepcionante, en donde Straight Outta Compton y Misión Imposible: Nación Secreta continúan ocupando los dos primeros puestos de la taquilla estadounidense, relegando a los tres estrenos, Sinister 2 -10 millones recaudados -, Hitman: Agent 47 -8 millones recaudados -y American Ultra -5 millones recaudados -al tercer, cuarto y sexto puesto, respectivamente -en el caso de American Ultra, ha quedado por detrás de Operación U.N.C.L.E., que ocupa el quinto puesto. Además, la taquilla de las tres películas ha sido un tanto decepcionante -si sumanos sus respectivas recaudaciones, entre las tres solo habrían recaudado 23 millones de dólares -y esto me preocupa, ya que las tres son películas de clasificación R y esto va a hacer que los estudios sigan prefiriendo más la PG-13.