LA HEROINA QUE ESTÁ DISPUESTA A LUCHAR POR EL CINE QUE LE GUSTA CAIGA QUIÉN CAIGA

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Ha muerto Curtis Hanson

El cineasta Curtis Hanson ha fallecido en su casa de Hollywood, donde había permanecido desde que tuviera que retirarse de la dirección a causa del Alzheimer. Hanson no era un director muy conocido y su carrera fue bastante irregular; aunque ha dirigido a estrellas como Tom Cruise, Meryl Streep, James Spader, Russell Crowe o Kim Basinger. No obstante, es el responsable de una de las mayores obras maestras de finales del siglo XX y de la historia del cine también.



Hablo de L.A. Confidential (1997), adaptación de la novela de James Ellroy que devolvió la vida al cine negro más clásico y que es ya toda una obra de culto y una joya que no puede faltar en la videoteca de todo amante del cine. Hanson ganó el oscar al mejor guión adaptado junto a Brian Helgeland por esta película, que consiguió también el oscar a mejor actriz de reparto para Kim Basinger. Estuvo nominada en siete categorías más, incluidas mejor película y director, pero, desgraciadamente, aquel fue el año de la sobrevalorada Titanic (James Cameron, 1997). Aquella noche me di cuenta por primera vez que las películas que ganan en los oscars no son siempre las mejores.


Hanson debutó en el cine como guionista en Terror en Dunwich (Daniel Haller, 1970) antes de dirigir su primera película, Sweet Kill (1972). Después llegarían películas como The Little Dragons (1979), Ir a Perderlo... y Perderse (1983), Falso Testigo(1987), Malas Influencias (1990), La Mano que mece la Cuna (1992) o Río Salvaje (1994) antes de dirigir su gran obra maestras. Después de esta, su carrera fue bien con títulos como Jóvenes prodigiosos (2000) y 8 Millas (2002) -protagonizada por el rapero Eminem -, pero luego fue en descenso con títulos menores como En sus Zapatos (2005), Lucky You (2007) o la Tv-movie Malas Noticias (2011). Su última película fue Persiguiendo Mavericks (2012), cuyo rodaje tuvo que abandonar por motivos de salud y fue terminada por Michael Apted.


Puede que su filmografía no fuera la de un gran cineasta, pero Hanson era un tipo de mucho talento y, aunque haya sido con una sola película, ha dejado una gran huella en el mundo del cine imposible de borrar. Por eso esta es una nueva gran pérdida para el séptimo arte. Como tributo aquí os dejo la magistral escena de inicio de su obra maestra, con un gran Russell Crowe combatiendo la violencia doméstica:





DESCANSE EN PAZ